El peligro que genera desconocer el verdadero encanto

Tabla de contenidos

Toma tiempo sentirlo a plenitud, y ¡atención! “no puede ser solo físico”. Un rostro bonito y un cuerpo atractivo pueden encantar, pero también puede destrozar la autoestima porque la persona podría desconocer las cualidades del amor.

Nos encantan las cinturas, caderas, senos, ojos, cabello, el vestido, y hasta las cirugías permanentes, pero no nos damos a la tarea de descubrir el verdadero encanto, el del alma. La persona que goza de tu encanto debe ser una persona que sutil y respetuosamente, va ahondando en aspectos de tu vida que irá interiorizando, y aparecerán justo cuando más lo necesitas.

Cuando se ganan tu verdadero encanto el apoyo hacia ti será desinteresado. Es una especie de semilla que dará frutos a una amistad sincera, y a una relación de pareja donde ambos entregan cariño con equilibrio.

Evalúa si la persona con quien compartes hace méritos para continuar siendo parte de tu vida, y también, presta atención a lo que recibes de los demás.

Incorpora en tu diario vivir el verdadero encanto para atraer propuestas sentimentales sanas, libres de la contaminación que te ofrecen los medios de comunicación. No construyas muros imaginarios.

Si te parece importante que una persona que aprecias y creas que necesita conocer la otra cara del encanto, puedes compartirle esta reflexión.

Suma amigos, suma experiencias, con Singles Company Latinoamérica.

Escrito por: Iván Felipe Duque Hernández

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoRegresar al servicio