Saber leer el rostro de un soltero ayuda a la hora de la búsqueda de pareja estable.

Tabla de contenidos

Uno de tantos conocimientos que hacen parte de la cultura China, encuentra en la lectura del rostro lo que pasó, lo que pudo ser, y lo que será.

El rostro de una persona entrega plena información acerca de su personalidad y salud. Es una fiel radiografía a la hora transmitir un diagnóstico, unas ideas y pensamientos, un estado de ánimo. Nombrado como Mien Shian este es un antiguo arte taoísta que data de hace más de 3.000 años y que literalmente significa lectura (shiang) del rostro (mien).

Un sinfín de solteros que buscan pareja para una nueva relación de pareja y duradera, les viene bien conocer un poco de Mien Shiang ya que puede aportar de gran manera a descubrir antes que nada quiénes somos, descubrir nuestros talentos y pasiones. Siempre habrá detractores frente a cualquier tipo de creencia y prácticas, y aunque la lectura del rostro se le asocia considerablemente al mundo esotérico, un soltero o divorciado que se encuentre en Latinoamérica, Europa, o Estados Unidos, puede evaluarlo y aplicarlo desde la psicología.

Mien Shiang señala que son doce los rasgos faciales más preponderantes y que se acompañan de varios mapas faciales que entregan información casi que puntual sobre un individuo.

Estos doce (12) rasgos faciales son los que tanto solteros y solteras pueden identificar y utilizar a la hora de encontrarse en una cita para una nueva posible relación de pareja seria.

Comienza a enfocarte entonces en las orejas que son las que están comparada con solteros que asumen riesgos en pro del éxito, la estabilidad y la longevidad. Si nos vamos hacia la línea capilar hablamos entonces de la capacidad de socializar, la frente retrata la influencia de los padres, los huesos de la ceja al control, las cejas pasión, temperamento y orgullo, unos ojos te indican inteligencia, receptividad, si ponemos la mirada en las mejillas ellas hablarán de la confianza, los pómulos de autoridad, y una muy atractiva que es la nariz que habla del ego, el poder, el liderazgo, y la riqueza. Nuestros labios y boca acaparan las emociones, sensualidad, sexualidad, mientras que el mentón sugiere carácter, voluntad, y la mandíbula total determinación.

Es interesante y hasta divertido hacer nuestra propia evaluación frente al espejo y tomar nota de nuestros pensamientos que en ese momento ocurren. Pregúntate, ¿Tengo una nariz chata, respingada? ¿Qué tan pronunciados son mis pómulos? ¿Qué podría enumerar acerca de mi boca? Pequeña, muy ancha. Piensa y anota.

Mapa de la edad

Es hora de entrar a hablar acerca del mapa de edad el cual divide la cara en diferentes áreas del rostro que en las diferentes edades se ven afectadas. Inicia en la oreja izquierda, avanza hacia la oreja derecha, hasta la línea del cabello y hacia abajo hasta llegar a la barbilla en líneas horizontales.

Así pues, se tiene que el borde de la oreja izquierda nos ilustra desde la concepción hasta la primera infancia, mientras que el borde de la oreja derecha delata desde la niñez hasta la adolescencia. Si se mira del cabello a las cejas podemos conocer algo de la adolescencia hasta los veinte años de edad, y en el área de la ceja principios de los treinta años de edad. Área de los ojos demuestra mediados a finales de los treinta, y la nariz los cuarenta. Sobre el área de la boca evoca los cincuenta años, el mentón sesenta años, y la mandíbula setenta años en adelante.

Las líneas y marcas faciales generalmente aparecen primero en la frente y se abren paso hasta la parte inferior de la barbilla a lo largo de los años. Las marcas en ciertas áreas significan eventos que sucedieron en momentos específicos de nuestras vidas, ya sea en forma física, emocional o espiritual. Si se ha sufrido un evento traumático en la adolescencia o cuando tenía poco más de 20 años, es posible que tenga líneas o marcas en la frente que representen el trauma por el que pasó.

Algunas de las líneas y marcas en nuestro rostro son heredadas de nuestros padres o antepasados ​​y otras son adquiridas por nuestras experiencias de vida. Todas son significativas en Mien Shiang; solo tenemos que saber qué buscar.

La cara y sus dos lados.

Cada lado de la cara revela algo único sobre una persona y se va acentuando con los años. El lado derecho de la cara representa el yo exterior, la personalidad que demostramos ante los demás. Es un lado que representa la fuerte influencia de la madre. Mientras que el lado izquierdo representa el verdadero yo, esa persona que se priva de lo que realmente es o su yo interior, y este lado representa la influencia del padre. Podría afirmarse que las caras en su mayoría no son simétricas, y esto tiene un significado profundo en Mien Shiang.

El rostro registra todo lo que se ha experimentado y pasado en la vida, lecciones, contiendas y risas residen allí para que todos las vean. El entrecejo y sus líneas, y la sonrisa, son una fiel copia de quienes somos y cómo hemos vivido.

A veces no nos aceptamos como somos por fuera y por dentro, y desconocemos el daño que puede causar para tener un equilibrio emocional, y el efecto negativo a la hora de tener una conexión con un soltero o solteras que busca iniciar de nuevo una relación.

Si te gustó este contenido, compártelo y síguenos en nuestras redes sociales.

Reedición: Felipe Hernández

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoRegresar al servicio